NOTICIAS 2019

INTOXICACIÓN POR MONÓXIDO DE CARBONO

Publicado el
La intoxicación por monóxido de carbono es causada por la inhalación de humos de la combustión de aparatos que queman gas u otros productos derivados del petróleo, madera y otros combustibles.

Una vez inhalado, el gas es absorbido rápidamente por los pulmones, ocupando el lugar del oxígeno en la hemoglobina (que transporta el oxígeno de la sangre hacia todo el cuerpo). 
Por lo tanto, produce una falta de oxígeno en los órganos, necesario para que se mantengan vivos.
En Estados Unidos ocurren aproximadamente 1.500 muertes anuales por esta intoxicación. En Chile aún no hay estadísticas oficiales.
¿Cuándo se torna más peligroso?
Puede especialmente ser peligrosa para las personas que están dormidas. Los vapores pueden ser fatales antes de que nadie se dé cuenta.
Algunas personas son más susceptibles a los efectos: guaguas por nacer; lactantes; adultos mayores; personas que fuman; o personas con enfermedades cardíacas crónicas, anemia o problemas respiratoria.
Síntomas:
Aunque los signos de intoxicación por monóxido de carbono pueden ser sutiles, es una emergencia médica peligrosa para la vida de la persona.
Los síntomas de intoxicación pueden incluir: dolor de cabeza (el síntoma inicial más común), debilidad, mareos, náuseas, vómitos, dolor de pecho, confusión, irritabilidad, deterioro del juicio, convulsiones y pérdida de conciencia.
Si la exposición es prolongada o los niveles sanguíneos alcanzan más de 50% de monóxido de carbono, se comprometen gravemente la función respiratoria y cardíaca. Incluso, personas con daño miocárdico preexistente pueden desarrollar un infarto.
Dependiendo del grado y duración de la exposición, la intoxicación también puede causar: daño cerebral permanente, daño cardíaco incluso después de la intoxicación y muerte.
Fuente:
Imagen GNF
CLC
Essential VI